$data Cannabidiol, alternativa para los casos de artritis que no mejoran con fármacos
Farmespaña número 101 2016
Últimos nombramientos
13/10/2016 / Miguel Pérez de Lema / 284 visitas

Cannabidiol, alternativa para los casos de artritis que no mejoran con fármacos

La Artritis Reumatoide es una enfermedad sistémica crónica que afecta predominantemente las articulaciones de manos y pies, ocasionando inflamación, rigidez y dolor. Alrededor de 200.000 personas en España sufren esta enfermedad para la que en la actualidad no existe cura. El dolor, la rigidez y la inflamación son partes intrínsecas de la Artritis Reumatoide y los fármacos y medicinas convencionales se enfocan en aminorar estos síntomas. Solo entre un 10% y un 25% de individuos manifiesta una disminución del dolor tras utilizar fármacos o inyecciones antiinflamatorias.

El cannabidiol (CBD), cannabinoide no psicotrópico extraído del cáñamo industrial, supone una ayuda para las personas afectadas de artritis. Los estudios de las doctoras J. Guindon y Andrea G. Hohmann, ambas especializadas en nuevas terapias contra el dolor, señalan que los cannabinoides suprimen la respuesta de comportamiento ante estímulos nocivos y las señales nociceptivas a través de la activación de los receptores cannabinoides CB1 y CB2. “En otras palabras –explican los responsables de Sativida, compañía barcelonesa especializada en complementos nutricionales basados en cannabidiolel CBD posee la capacidad de activar un mecanismo de defensa contra tumores producidos por enfermedades como el cáncer, así como de aliviar los síntomas de inflamación en casos como la artritis. Como consecuencia los pacientes podrían experimentar una disminución en el dolor de articulaciones, menor agresividad de la enfermedad y una mejora en la calidad del sueño”.

Se debe a que el sistema Endocannabinoide se encarga de modular un gran número de funciones, entre ellas, la atenuación de la inflamación. Estos descubrimientos son aún más alentadores cuando se trabajan a la par con el uso de técnicas in vivo e in vitro en modelos animales, donde se encuentra que la acción del CBD puede aminorar los efectos producidos por los Factores de Necrosis Tumoral (TNF, molécula promotora de inflamación).

Los pacientes que sufren dolores crónicos, los enfermos de anorexia y/o caquexia, y las personas que padecen náuseas son los que más demandan el uso del cannabis para paliar los efectos de dichas patologías. Les siguen las personas con enfermedades neuromusculares y las que sufren glaucoma. En Canadá, el 36% de uso de CBD es destinado para pacientes con alguna forma de artritis.

 

Legalidad del cannabis medicinal

Desde 1999, en España y en otros 17 países de la Unión Europea es legal el uso de cepas de cannabis como complemento alimenticio siempre que presente niveles de THC inferiores al 0,2%. Esta clase de productos no produce ningún efecto psicotrópico. Los fines medicinales de la marihuana también son legales en 23 estados de Estados Unidos. Este año Colombia y Uruguay se han incorporado a la lista cada vez más larga de países que valoran la potencialidad de los cannabinoides en el terreno médico.