$data Expertos en neurología reclaman el acceso a los mejores tratamientos para prevenir el ictus
Farmespaña número 101 2016
Últimos nombramientos
28/11/2016 / Miguel Pérez de Lema / 798 visitas

Expertos en neurología reclaman el acceso a los mejores tratamientos para prevenir el ictus

Entre un 40% y un 50% de los pacientes anticoagulados en España no cuentan con el control adecuado de su tratamiento anticoagulante para prevenir las complicaciones tromboembólicas de la Fibrilación Auricular no Valvular (FANV), la arritmia cardíaca más común. Actualmente, en España, los pacientes que la sufren -alrededor de 800.000 personas- son tratados en primera instancia con los antivitamina K (AVK), a pesar de que las guías terapéuticas recomiendan los anticoagulantes orales de acción directa (ACODs) como primera opción de tratamiento para prevenir el ictus en los pacientes con FANV.

Nuevos estudios de vida real han complementado los resultados de los ensayos clínicos mostrando una mejora significativa en la seguridad y efectividad de los ACODs en comparación con los AVK, medicamentos estos últimos que dificultan el seguimiento terapéutico por requerir el estricto control de los profesionales sanitarios. Por su parte, la monitorización de los tratamientos con ACODs no es necesaria, aunque sí una correcta elección de la dosis y un cierto seguimiento.

Estos puntos constituyen algunos de los temas más relevantes del seminario Prevención Secundaria del Ictus relacionado con FANV, que ha tenido lugar en el marco de la reunión anual de la Sociedad Española de Neurología celebrado recientemente en Valencia, y en la que han participado los doctores Jaime Masjuan, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Ramón y Cajal, Carlos Molina, director de la Unidad de Ictus del Hospital Vall d ?Hebron, y Tomás Segura, jefe del Servicio de Neurología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

Los neurólogos reunidos han alertado sobre el problema de las barreras autonómicas: “No se entiende que se fijen tantas trabas burocráticas para acceder a los ACODS, que han demostrado con claridad sus beneficios en el tratamiento de la FANV y, por lo tanto, en la prevención del ictus”, ha afirmado el doctor Masjuan. En muchas Comunidades Autónomas no se puede recetar un ACOD hasta que los pacientes no hayan sufrido previamente complicaciones hemorrágicas o un segundo ictus, lo cual multiplica las posibilidades de sufrir graves consecuencias y discapacidad permanente. El ictus es la principal causa de discapacidad en la vida adulta y su impacto socio

económico es muy elevado. Así mismo, es la primera causa de muerte en las mujeres y la segunda en hombres en nuestro país.

El porcentaje de penetración de los ACODs varía según comunidades autónomas lo cual genera el problema añadido de las inequidades. “Los pacientes tienen derecho a recibir el mejor tratamiento independientemente de donde vivan. No se pueden consentir diferencias que sólo van en contra de la salud de las personas” ha declarado el doctor Masjuan. Estas demandas son especialmente relevantes en personas con alto riesgo hemorrágico o que están mal anticaoguladas. En este sentido, como ha continuado resaltando: “Es fundamental que los pacientes reclamen que se hagan cumplir sus derechos a la Administración. Para ello, los ACODs, como apixaban, se deben definir como primera opción de tratamiento en la prevención del ictus en FANV”.